martes, 18 de julio de 2017

¿INTERESA EL EMPRENDIMIENTO EN ESPAÑA?

Parece que no demasiado, aunque según las apariencias parezca lo contrario, ya que todavía quedan determinados vestigios de la propaganda oficial que estuvo tan en boga hace unos años (2013, por ejemplo, podría denominarse El Año del Emprendimiento).

Pero esa falta de interés no será porque no haya motivos, ya que la precariedad salarial que sufre gran parte de la juventud en España, incluidos los titulados universitarios, parecería motivo más que suficiente para que buena parte de ellos intenten saltar la valla para tratar de situarse ante el timón de la Empresa.

Es decir, que no sería extraño que la profesión de Empresario, que hasta hace bien poco no era precisamente de las más envidiadas, llegara a colocarse en el grupo de cabeza de un imaginario ranking de Actividades Generadoras de Empatía, como las que en general provocan las ONG. La diferencia está en que mientras la ONG se basa en la Solidaridad, la empresa se mueve en función de la Rentabilidad. Menuda diferencia.

Porque es evidente que entre las necesidades básicas en la Historia de la Humanidad (pan, ropa o cobijo), en los tiempos que corren, se ha colado el trabajo, que lo proporciona las empresas. Dándose la paradoja de que a pesar de las consabidas dificultades para crear una empresa en España, si las cosas siguen así, va a resultar más fácil crear una empresa que encontrar un trabajo digno.

Pero las empresas no surgen por generación espontánea sino que reponden a la voluntad y el esfuerzo de las personas; es decir, a sus motivaciones. Teniendo en cuenta que:

La motivación es la energía mental o física que mueve a la gente a satisfacer una necesidad propia o ajena.


Teniendo en cuenta que estamos ante un tema complejo en el que concurren tantos puntos de vista como actores implicados, unos cuantos “expertos”, basándose en hechos que ni siquiera han sucedido aquí, dicen hay una burbuja emprendedora.

Pero, Javier Megías, CEO de Startupxplore, señala que "No existe una burbuja en España, quizás a nivel mediático sí, pero no en cuanto a inversiones ni a creación de empresas. La percepción de que hay una burbuja parte del hecho de que hace unos años estábamos muy por detrás de otros ecosistemas similares, tanto en número de compañías como en inversión, y poco a poco nos vamos poniendo a la altura". 

En línea con esta percepción, María Benjumea, fundadora de Spain Startup, explica que "no hay una burbuja de startups. El emprendimiento en España ya está muy maduro y es un motor para el desarrollo de la economía. Un fenómeno que no tiene marcha atrás, no es un boom, sino que responde a un cambio en las formas de hacer las cosas a partir de ahora". 

Mi opinión es que dado el modelo de producción español, basado en cerca de tres millones de pymes y microempresas (con y sin empleados), que copan el 98% del total empresarial, aquí no hay más remedio que fomentar el Emprendimiento para poder seguir marchando, porque las grandes no van a resolver la papeleta. 

Saludos y hasta la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Mi foto
Empresario y consultor Sénior, y todavía emprendedor, que a pesar de mi formación universitaria en Derecho; de mi larga trayectoria empresarial; de tantos cursos y seminarios en Marketing, Diseño o Innovación, y de un Máster en Creación de Empresas Innovadoras, de lo que más orgulloso me siento es de colaborar con organismos como el CEEI, la Cámara de Comercio o Secot para poder poner mis conocimientos y experiencia al servicio de una juventud que está obligada a emprender pero que a su vez está muy necesitada de Formación Empresarial y, sobre todo, Comercial.